El Chakra Sakro.

Svadhisthana

También conocido como segundo chakra o chakra del ombligo.

Está ubicado por encima de los órganos sexuales, cuatro dedos por debajo del ombligo

Órganos físicos: riñones, glándulas suprarrenales, órganos genitales internos y externos, tracto genitourinario, vejiga, hueso sacro y vértebras lumbares

Colores básicos: naranja

Colores complementarios: azul en la vertiente física y para mantener la sangre fría en materia de creación y comunicación; añil en el aspecto sutil y energético para concienciarnos de nuestra misión en la tierra

Elemento: agua

Palabras clave: expresión de las emociones, creatividad, fecundidad, instinto, sexualidad, asociación, pareja, convivencia, honradez, espíritu de equipo y placer

Función sensorial: gusto

Sonidos: «re» como nota musical y «vam» para el mantra

Minerales: cornalina, cuarzo amarillo y ámbar naranja, ópalo de fuego, calcita naranja y topacio imperial

Necesidad primordial: incertidumbre

Simbología: comunión, unión sagrada con la conciencia universal

Disfunción de Svadhisthana: mentira, envidia, culpabilidad, dependencia, desconfianza, impotencia, frigidez, gula, anorexia, apetito sexual excesivo, necesidad exacerbada de cuidar el cuerpo, capricho, despreocupación, dependencia afectuosa y de la opinión de los demás, drogo-dependencia, irritabilidad, susceptibilidad, nostalgia, fanatismo, machismo, etnocentrismo, obstinación, veneración exagerada por un maestro o ídolo, necesidad de importancia, rechazo a madurar y comprometerse en las relaciones como un adolescente. Cáncer de mama, dolores lumbares y enfermedad de los órganos genitales..

Acontecimientos que le pueden perturbar: relaciones de dependencia basadas en la necesidad de seguridad, voluntad de dominar al prójimo o de dejarse dominar, explotar o dejarse explotar, abusos sexuales y manipulación.

Temores: miedo a aburrirse, miedo a comprometerse y a perder el control

Armonía de Svadhisthana: la armonía de Svadhisthana es sinónimo de alegría y serenidad. A las personas que gozan de esta armonía les gusta arriesgarse, atreverse y superarse, contagian alegría en su entorno, están en contacto con el niño que llevan dentro, aceptan su cuerpo físico y disfrutan de una sexualidad armoniosa. Abordan el futuro con confianza y a menudo poseen el don de la curación.

Virtudes para desarrollar la armonía de Svadhisthana: perspectiva y no dejarse llevar por las emociones, alegría en cualquier circunstancia, conciencia y aceptación de nuestro lado oscuro y proceso de evolución, crecimiento, novedad, apaciguar el miedo a faltar o a perder el control, coraje y flexibilidad.

Arquetipos relacionados con Svadhisthana: víctima, discípulo, mártir, luchador, rebelde, revolucionario y artista

Svadhisthana es el chakra de nuestra herencia genética, del movimiento físico, el bienestar y la alegría de vivir. Es el chakra de nuestra comunicación física, conduce a la fecundidad, la creatividad, la comunicación no verbal, la energía sexual, la vitalidad y el espíritu emprendedor.

Aporta calor, amabilidad, sensualidad e interés social. La necesidad de estar con gente, las ganas de divertirse, la intensidad de las emociones y la honradez proceden de este chakra. La conciencia aquí se concentra ante todo en la expresión de uno mismo, en la creatividad. Con este centro energético, el placer y el gozo empiezan a manifestarse. Cuando el niño siente que su seguridad está garantizada, empieza a tocar, a probar, a emitir sonidos para divertirse y disfrutar al máximo de los placeres. La pregunta clave de este chakra es: ¿qué me gusta del mundo y en qué gusto al mundo?

El elemento agua simboliza la liquidez en todas sus formas, la capacidad de adaptación, el flujo y la variedad en la expresión. Este chakra domina todos los líquidos corporales: linfa, sangre, mucosidades, esperma, orina, saliva, sudor, lágrimas…

ESTIMULACIÓN DE SVADHISTHANA

Svadhisthana nos invita a descifrar la complejidad de las emociones y aprender a controlarlas para relativizarlas y desdramatizarlas. Desarrolla nuestra precepción por la vía emocional aportándonos información sobre aquello que podría perfeccionar nuestra salud. Cuanto más desarrollemos la percepción, mejor distinguiremos la intuición, pero también es el receptáculo de la alegría, porque nos incita a disfrutar del momento presente. Cuando Svadhisthana está perturbado, tratamos de compensar la ausencia de alegría con paliativos placenteros externos, como las drogas, el chocolate, las aventuras sexuales o una actividad deportiva exagerada. Asimismo, puede incitarnos a prostituir nuestra energía vital y manifestarse en forma de prostitución, abusos relacionales, incesto, violación o cualquier otra forma de violencia.

Los trastornos del segundo chakra surgen cuando sofocamos la energía creadora, en cuanto aparecen conflictos financieros o sexuales, abuso de poder y necesidad de control, pero también en cuanto la alegría desaparece en el día a día. Una vida en pareja, una vida profesional o relacional que se percibe como sufrimiento o aburrimiento, humillación o abuso, perturban a Svadhisthana. Suele ocurrir que las personas terminen por depender de relaciones que se basen en la seguridad física o material. Dichas relaciones conllevan una disminución drástica de la energía vital, el estado de salud o la creatividad.

El chakra sacro nos pide vivir las relaciones sin someternos a la dependencia. Vivir con pasión, éxtasis, alegría y felicidad es primordial para el crecimiento espiritual.

Ante todo, debemos enfrentarnos a nuestros temores y aceptarlos si queremos llegar a superarlos. No obstante, requiere paciencia y aceptar que nos encontramos en un período de transición, de incertidumbre. La frustración, la confusión, la tristeza y el miedo son emociones inevitables en el proceso de abandono de antiguos esquemas.

Lo ideal sería expresar estas emociones sin herir a nadie, para llegar a ver las cosas con perspectiva y tranquilidad. Si queremos lograrlo, podemos previamente dar puñetazos en un saco de arena, chillar, gritar o golpear un cojín, correr a toda velocidad, dibujar, pintar, tocar un instrumento, escribir… Después de expresar las emociones, conviene recuperar el silencio para sentir la energía circulando por el cuerpo.

 Ritual para armonizar Svadhisthana: aceite para masajes «naranja» con esta fórmula: 20 ml de aceite vegetal de macadamia (o de hueso de albaricoque) + 10 gotas de aceite esencial de sándalo + 3 gotas de aceite esencial de cananga + 3 gotas de aceite esencial de hojas de bergamota. Masajear lentamente el vientre con movimientos circulares cada vez más grandes empezando desde el ombligo y en el sentido de las agujas del reloj.

 Pulverizador del aura con aceites esenciales «naranjas» con esta receta: en un frasco de 30 ml. de alcohol de 90º sin alcanfor (el de farmacias que no es apto para enjuague bucal), añadir 10 gotas de aceite esencial de sándalo + 3 de bergamota + 3 de cananga + 2 de jazmín + 1 de jara del ládano. Rociar las palmas de las manos con la mezcla, inspirar profundamente y pasar las manos por el aura.

ACEITES ESENCIALES PARA EL CHAKRA SACRO:

Naranja: azahar, benjuí, bergamota, cananga, copaiba, cuaba, hojas de bergamota, hojas de combava, hojas de mandarina, jara, jazmín, jengibre, leño de la India (gurjum), mandarina, naranja, naranjo amargo, palo de Siam, sándalo, vainilla.

Fuente: aromasquecuran.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s