Luna Llena en Piscis

Sanando para Sanar

La Luna es canalizadora de las emociones, es todo alma, es el principio femenino por eso es un símbolo antiguo de la Diosa. Rige todas las aguas, las mareas, el ciclo de crecimiento de las plantas y a todos los ritmos biológicos y emocionales. Cuando la Luna está llena las emociones se intensifican, soñamos más, es por esto que se la considera como una mística fuente de energía.
La Luna también es el pasado, es como una foto vieja que se convierte en refugio de la emoción.

La Luna llena se da cuando el Sol y la Luna están en espacios opuestos pero a la vez complementarios en el mandala. La Luna llena representa un ciclo que se cierra, nos da la posibilidad de cerrar etapas, dejar ir todo aquello que ya no necesitamos para así lograr lo que proyectamos más livianos e ir de camino a la luna nueva vacíos.

Piscis, ruta al Universo

Es momento de nadar en el océano de nuestra psique, llegando a lo más profundo de nuestras emociones, es hora de sanar el alma y responder al llamado de la gran madre Universal cósmica, madre de todos los seres de nuestro planeta y el Universo, es el tiempo de la Luna llena en Piscis.

El eje de Virgo-Piscis, es el eje de la Sanación, el trabajo y el servicio. Representa a la madre tierra quién nos nutre y protege, como también a la madre universal, la luz cósmica del Universo, la madre divina, la fuente.
Esta Luna Llena en Piscis tendrá que ver con proyectos más bien universales, un llamado a la propia sanación, a la conexión con el todo, a la apertura a nuevas realidades de conciencia, a darle lugar a la magia del universo en tu interior. <Sanando, sanamos al mundo>.

En los tiempos que corren existe un gran llamado a despertar y sanar a otros, ayudar, limpiar, curar, asistir, fundiéndonos con el todo. Para realizar esa tarea como corresponde no tenemos que olvidar que la energía Solar está en el signo de Virgo, quien nos entrega la pureza y la perfección del orden terrenal, representa lo divino en la tierra, es el Arquetipo de la Pachamama, es el propósito y el orden de un sistema. Es el momento donde se limpia y depura todo lo que ya no sirve, para que puedas ser un/una sanador/ra, primero es necesario que tu estés san@, que te limpies, te liberes de todo lo que no te deja la antena del tercer ojo y el chakra corona para recibir información, luego de hacer tu trabajo de limpieza, lo ideal sería echar raíces bien profundas hacia el cristal del centro de la tierra, solo así lograrás colaborar con tu propósito 100%.

Son tiempos de:

✓ Emociones profundas
✓ Energía compasiva
✓ Sensibilidad extrema
✓ Susceptibilidad
✓ Vulnerabilidad
✓ Emoción a flor de piel.
✓ Necesidad de hacer refugio en casa
✓ Soledad
✓ Meditación
✓ Relajación
✓ Limpieza
✓ Depuración
✓ Sanación
✓ y Conexión a la fuente

Consejo

Si no tienes mucho contacto con tu mundo emocional, podrías sentirte abrumada/o con las emociones que experimentes en estos días y que eso te genere la necesidad de evadirte. En ese caso prueba a conectar con la emoción, apoyándote en los opuestos complementarios, Virgo la energía de tierra nos ordena, nos apoya los pies en la tierra y Piscis nos conecta con la energía del cielo, está Luna nos propone hacer un puente para conectar con el poder de la visión profunda y una gran energía sanadora.

Siete Mezclas de Aceites Esenciales para Armonizar Los Chakras

Te propongo un ritual de armonización de chakras para purificarte y renovarte aprovechando las energías de esta luna llena en Piscis.

A continuación quiero compartir contigo las siete sinergías que yo misma he estado probando estos días previos a la lunación con unos resultados increíbles. Debo decir que llevaba algunos días con fatiga, falta de energía, confusión e  indecisión y desde que empecé a practicar este pequeño ritual cada noche antes de acostarme, me siento con una energía totalmente renovada y con mucha más claridad. Estos son los aceites esenciales que me están ayunado a transitar esta desafiante etapa de mi vida, pero no tienen porque servirte a ti también. Déjate llevar por tu intuición, siente la vibración de cada aceite y confía en las sensaciones que evoca en ti nada más olerlo. Puedes aplicarte un solo aceite en cada chakra, o como en mi caso, crear una sinergía con un máximo de tres aceite por mezcla. Estas son las mías:

Sinergía de aceites esenciales para el primer chakra.

Mezclar en un bote de 15ml: 10 gotas de spicanardo + 5 gotas de gálbano + 5 gotas de vetivert y completar con aceite vegetal portador de macadamia o hueso de albaricoque.

Sinergía de aceites esenciales para el segundo chakra.

Mezclar en un bote de 15ml: 10 gotas de sándalo + 5 gotas de ylang ylang + 5 gotas de geranio y completar con aceite vegetal portador de macadamia o de hueso de albaricoque.

Sinergía de aceites esenciales para el tercer chakra.

Mezclar en un bote de 15ml: 10 gotas de palmarrosa + 5 gotas de hinojo + 5 gotas de jengibre y completar con aceite vegetal portador de hueso de alalbaricoque.

Sinergía de aceites esenciales para el cuarto chakra.

Mezclar en un bote de 15ml: 10 gotas de aceite esencial de bergamota + 8 gotas de cedro del atlas + 2 gotas de rosa de Damasco y completar con aceite vegetal portador de macadamia o hueso de albaricoque.

Sinergía de aceites esenciales para el quinto chakra.

Mezclar en un bote de 15ml: 10 gotas de aceite esencial de elemí+ 5 gotas de cardamomo + 5 gotas de aceite esencial de galanga y completar con aceite vegetal portador de macadamia o de hueso de albaricoque.

Sinergía de aceites esenciales para el sexto chakra.

Mezclar en un bote de 15ml: 10 gotas de aceite esencial de hysopo+ 5 gotas de helicrisio + 5 gotas de salvia real y completar con aceite vegetal portador de hueso de albaricoque.

Sinergía de aceites esenciales para el séptimo chakra.

Mezclar en un bote de 15ml: 10 gotas de incienso + 2 gotas de jazmín+ 2 gotas de jara + 3 gotas de palo santo y completar con aceite vegetal portador de hueso de albaricoque.

La metodología es sencilla, busca un lugar tranquilo, bien ventilado, con temperatura agradable, y si lo deseas, enciende unas velas o pon alguna música que te ayude a relajarte.   Siéntate o túmbate cómodamente y toma consciencia de tu respiración. A través de la respiración habita tu cuerpo, toma conciencia de cada sensación, de cada emoción. Abraza cada inhalación que viene y cada exhalación que va, totalmente presente, aquí y ahora.

Comienza aplicando unas gotas en el centro de las plantas de los pies con el aceite o mezcla para el primer chakra. Realiza un automasaje en tus pies con esa mezcla y después relájate, permanece cómodamente sentado o túmbate si lo deseas, siente tus pies totalmente relajados, inúndalos de un color rojo brillante y respíralos.

Ahora seguimos por las piernas, de color naranja hasta las rodillas, nos centramos en ellas, las relajamos si las sentimos tensas, la musculación siempre relajada, no pesan, no duelen, el color naranja está haciendo su efecto sanador y equilibrador, brillan. Mientras aplicar, o masajear la zona con el aceite o mezcla para el segundo chakra.

Ahora seguimos desde las rodillas a las caderas, imaginamos esta zona alta de las piernas de color amarillo, nos centramos en ellas, las relajamos si las sentimos tensas, la musculación se relaja, no pesan, no duelen, el color amarillo está haciendo su efecto sanador y equilibrador, brillan. Mientras masajeamos la zona con el aceite o mezcla para el tercer chakra.

Seguimos ahora con las caderas, las visualizamos (imaginamos) de color verde, nos centramos en ellas, las relajamos si las sentimos tensas, la musculación siempre relajada, no pesan, no duelen, el color verde está haciendo su efecto sanador y equilibrador, brillan. Mientras masajear la zona con el aceite o mezcla para el cuarto chakra.

 

Ahora seguimos con el pecho y los brazos, los imaginamos de color azul, nos centramos en ellos: en el pecho y en ambos brazos, relajamos si lo sentimos tenso, la musculación se relaja, no pesa nada, no duele, el color azul está haciendo su efecto sanador y equilibrador, brillan. Mientras masajear la zona con el aceite o mezcla para el quinto chakra.

 

Seguimos ahora con el cuello, lo imaginamos de color índigo, nos centramos en el cuello, lo relajamos si lo sentimos tenso, la musculación se relajada, no pesa, no duele, el color índigo está haciendo su efecto sanador y equilibrador, brilla. Mientras aplicar o masajear la zona con el aceite o mezcla para el sexto chakra.

Ahora seguimos con la cabeza, la imaginamos de un color violeta, nos centramos en nuestra cabeza, la relajamos si la sentimos tensa, la musculación de todo el rostro se relaja, la cabeza no pesa nada, no duele, se libera, el color violeta está haciendo su efecto sanador y equilibrador, brilla. Mientras masajear el aceite o mezcla para el séptimo chakra.

Eres un arco iris armónico y brillante, en armonía con la propia naturaleza y la naturaleza de tu ser, limpio y renovado, en equilibrio integral con todo tu ser.

Feliz Luna Llena!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s