Como Afectan Las Emociones a Nuestra Energía Vital

¿Sabías que el odio, el enojo, la envidia… disminuyen nuestra energía vital?

A menudo nos sucede que arrastramos esquemas de experiencias anteriores que proyectamos en el presente. Esto provoca que se disparen situaciones inconscientes sucedidas en la primera infancia, por lo tanto, nuestra vida actual, en muchas ocasiones está condicionada por situaciones no resueltas del pasado.

MERIDIANOS Y EMOCIONES

Nuestras cualidades espirituales, emociones y virtudes como seres humanos, están vinculadas a nuestros órganos vitales y a ciertos puntos energéticos en el cuerpo. Nuestras emociones negativas, pueden ser tratadas y sanadas a través del qui. Mucho se ha hablado y mucho se ha escrito sobre esta energía vital, y es que todo ser vivo posee qui: las plantas, los animales, los seres humanos, y por supuesto, todo cuanto existe en la naturaleza. El qui actúa como un eslabón que une el cuerpo físico, el cuerpo energético y el cuerpo espiritual. Estos puntos energéticos viajan a través de canales llamados nadis(meridianos).

Como las cualidades espirituales o virtudes, están vinculadas a nuestros órganos vitales, la instrucción taoísta permite que se restablezca el cuerpo físico y se mantenga sano, como base del trabajo espiritual. Cuando un órgano no recibe qui suficiente, puede deteriorarse su estado físico y, al mismo tiempo, puede resultar más difícil que se manifieste la virtud propia de este órgano.
El pensamiento de la Medicina Tradicional China, se centra en el concepto de energía: todo lo que existe en la naturaleza es energía en perpetuo movimiento y transformación.
Las energías que permiten funcionar al cuerpo humano, se denominan yin  y yang, y se comunican entre sí y a todos los órganos a través de los meridianos. De acuerdo con la tradición hindú, existen cerca de 72000 nadis o canales energéticos que conectan el aura con nuestro cuerpo físico.
Esta teoría es la que permite dividir al cuerpo en meridianos de energía, que se corresponden con distintos órganos y permiten así promover la sanación y el equilibrio.

Una de las relaciones establecidas entre los elementos y el cuerpo son las emociones. Cada estado emocional corresponde a un elemento, y cada elemento tiene correspondencia con órganos del cuerpo, o funciones que éstos ejercen para lograr el bienestar y la salud.

De ahí que la falta de equilibrio en nuestro organismo se pueda traducir en un estado emocional, que algo que nos afecte en nuestro plano emocional repercuta en nuestra salud física, y que comprender los estados emocionales a los que nos enfrentamos, nos puede ser de gran ayuda para entender el estado de salud en que se encuentra nuestro cuerpo.

CORRESPONDENCIA ENTRE LOS CINCO ELEMENTOS, LAS EMOCIONES Y LOS MERIDIANOS

Uno de los componentes más importantes de la Medicina Tradicional China es la teoría de los cinco elementos, que posee virtudes tanto medicinales como filosóficas, y ha servido a la cultura ancestral para explicar fenómenos que van desde la estrategia militar hasta la comprensión de fenómenos astrológicos.

El elemento madera es el que rige los meridianos del hígado y la vesícula biliar. Sus emociones son el enojo, la frustración y la benevolencia.

El elemento de fuego es el que tiene correspondencia con más meridianos, pues controla los meridianos del corazón e intestino delgado, así como el triple calentador y el pericardio. Estos dos últimos no tienen correspondencia con órganos, aunque pueden asociarse con el pericardio y el hipotálamo. Sus emociones son la alegría y la tristeza. De ahí que la risa y el buen ánimo, ejerzan efectos tan positivos sobre la salud de nuestro corazón.

El elemento de tierra es el de los meridianos del estómago y del bazo. Debido a las funciones asociadas con el organismo (sus implicaciones, por ejemplo, en la diabetes), el meridiano del bazo se relaciona también con el páncreas. Este elemento está asociado con los sentimientos de fidelidad, preocupación y pertenencia.

El elemento metal rige los meridianos del pulmón e intestino grueso. Sus emociones asociadas son la inspiración, la justicia y la melancolía.

Por último, el elemento agua es el que determina a los meridianos del riñón y la vejiga. Los sentimientos de este elemento son el miedo y la seguridad. Depresión y miedo, por ejemplo, son síntomas de un meridiano del riñón enfermo.

EL ESTRÉS Y LAS EMOCIONES

El estrés puede ser el causante de un gran número de problemas de salud. Es el ámbito de los sentimientos el que la medicina occidental más ha proclamado como motivo de enfermedades.

Desde la década de los 60’s, el doctor Hamer desarrolló una teoría, conocida como la Nueva Medicina Germánica, en la que ponía de manifiesto cómo padecimientos emocionales eran causantes de males como el cáncer. Según esta teoría, el estrés podría tener un importante papel en 4 de cada 5 casos de esta enfermedad.

El doctor Cass Igram señala en su libro «Come bien o muere joven», que las emociones negativas liberan químicos en el cerebro que reprimen las funciones del sistema inmunológico.

Situaciones de estrés hacen más probable que surjan sentimientos como el miedo, la frustración o la tristeza. Es crucial lidiar con el estrés, liberarlo del cuerpo, para que al no acumularse, podamos evitar ciertas enfermedades.

CUADRO DE LOS SINTOMAS CUANDO LOS MERIDIANOS NO ESTAN EN EQUILIBRIO

emociones meridianos - randallita

Los puntos de Acupuntura en el cuerpo humano se clasificaron originalmente en la antigua China en 14 grupos separados. La línea que une los puntos de acupuntura en cada grupo es llamada “Meridiano”. De estos 14 meridianos, 12 son bilaterales (a la derecha y a la izquierda del cuerpo), los restantes 2 se encuentran en la línea media del cuerpo.

Cada meridiano tiene un trayecto definido en el cuerpo, que se divide en dos partes: La vía interna, la vía externa.

 La vía interna tiene su origen en un órgano, recorre internamente el cuerpo y se conecta a la ruta externa en el punto de acupuntura.

La ruta externa finaliza en la terminal del punto de acupuntura y es conectada a otra ruta interna, llevándola de regreso al órgano de origen, convirtiendo el trayecto total o meridiano en un circuito cerrado.

Cada Meridiano es nombrado de acuerdo al órgano de origen, por ejemplo: Hígado, Páncreas, Bazo, Estomago etc., excepto los dos situados en la línea media; el de localización posterior es llamado Vaso Gobernador y el anterior es llamado “Vaso Concepción”.

La energía corporal circula por trayectos específicos llamados meridianos, los que, en número de doce, se distribuyen simétricamente a cada lado del cuerpo. Seis de ellos son yin y seis yang:

 

LA IMPORTANCIA REGULADORA DE LA GLÁNDULA TIMO

 

Cuando la energía de los meridianos de acupuntura fluye libremente por todo el cuerpo, los hemisferios cerebrales se hallan equilibrados. Al mismo tiempo el Timo (la glándula que es uno de los controles centrales del sistema inmunitario del organismo) estará activado. Cada meridiano posee una actitud emocional específica, positiva y negativa.

Cuando nos encontramos en un determinado estado emocional negativo, la actividad de la glándula timo se verá debilitada, asimismo producirá un deterioro general de la energía vital, y un deterioro específico de la energía del meridiano vinculado a ese estado emocional.

Si persiste ese estado emocional durante largo tiempo, los meridianos asociados continuarán desequilibrándose, llegando a dañar a la fisiología del órgano correspondiente hasta provocar la enfermedad. Esta cadena de acontecimientos demuestra lo importante que son los factores psicosomáticos para la salud.

La glándula timo es el nexo de unión entre la mente y el cuerpo, siendo el primer afectado por las actitudes mentales y el estrés. El timo controla y regula la energía vital a través de los meridianos de acupuntura, por lo tanto es la llave maestra del sistema energético corporal.

grandula timo- randallita

 

La mayoría de las personas cuando tienen que hacer frente a una tragedia, ya sea una enfermedad personal o la muerte de un familiar, responde disminuyendo la actividad de su timo, reduciendo su energía vital, la primera respuesta del cuerpo al estrés es el encogimiento de la glándula timo. El odio y el amor son las emociones más primarias que tenemos los seres humanos, el miedo nos torna vulnerables al estrés.

Según Freud y la psicoanalista M. Klein dentro de nosotros anida el instinto de vida y el instinto de muerte, de tal manera que existe en todo momento un impulso de autodestrucción que lucha contra nuestro deseo de amar, vivir, de realizarnos y de crecer. Esta lucha profunda que se produce dentro de nosotros, está ocurriendo dentro de nuestro timo de forma permanente. La falta de esperanza o desesperación es una condición psicológica que se haya vinculada al meridiano de la tiroides.

Algunos de los  Atributos positivos del timo son: Fe, confianza, gratitud, coraje. Existen  técnicas para desbloquear y hacer que la energía fluya libremente por el cuerpo o desbloquearlas si es que se encuentran bajas o con un exceso de energía entre ellas están la acupuntura, digito-puntura, reflexología, masajes, lámparas de luz con colores específicos, medicina bioenergética, ho´ponopono, CHI KUNG, yoga, Reiki y ciertas afirmaciones  que activarán la energía vital que ayudarán a superar el estrés y los desequilibrios energéticos que puedan afectarnos.

En el caso de las afirmaciones como por ejemplo: «Yo estoy llena de amor. Yo tengo fe, confianza, gratitud y coraje». Cuanto más se repitan, tanto mejor restablecerá  nuestra energía vital, ayudándonos a cambiar y a tomar decisiones en la vida.

Según psicoanalistas la base del odio, la envidia y todas las demás emociones negativas es un miedo profundo y primordial. Es probable que tal miedo se encuentre relacionado con el «trauma del nacimiento» La palabra envidia procede del latín «invidia», que significa una mirada hostil, de la cual obtenemos todas las demás expresiones que tienen que ver con el mal de ojo.

En resumen, el timo controla nuestra energía vital. Si queremos encontrarnos bien, si deseamos tener equilibradas y activas nuestras energías físicas y mentales, si queremos mostrarnos invulnerables al estrés, hemos de tener una buena actividad del timo. Esta glándula se ve controlada por las emociones más poderosas, tanto positivas como negativas.

Cuando el timo se muestra activo, la persona se encontrará en el camino de la salud y de las opciones y elecciones positivas de la vida. Por consiguiente, hemos de escoger una forma de vida que se mantenga alejada del miedo, del odio y de la envidia, dirigiéndonos y tomando elección por las emociones positivas como el amor, la confianza, la fe, la gratitud y el coraje. El poder del amor, puede hacer cambios bioquímicos muy poderosos en el organismo.

pexels-photo-299050.jpg

Cuando nos encontramos en situaciones de estrés, no sólo se debilita la glándula timo, sino que también se produce un desequilibrio entre los dos hemisferios cerebrales que nos impide llegar a una solución beneficiosa y creativa del problema. Uno de los hemisferios, generalmente el izquierdo suele ser el predominante, el hiperactivo. La función del hemisferio izquierdo, se expresa por la utilización prioritaria de su mano derecha.

El hemisferio izquierdo está capacitado para enfrentarse a la realidad cotidiana, las reacciones lógicas. Este se ocupa sobre todo de las habilidades verbales, del lenguaje y del procesamiento ordenado y detallado de la información. O sea, que hablar, escribir y leer se encuentran mayormente bajo el control del hemisferio izquierdo del cerebro. Una lesión de esta zona causa toda clase de problemas relacionados con el lenguaje. Este hemisferio controla los procesos de pensamiento lógico y consecutivo, las matemáticas y la semántica.

cerebro- randallita

Por otro lado, el hemisferio derecho se relaciona con la fantasía, la imaginación, los sueños, la intuición, las relaciones espaciales, el ritmo, la rima, la música, el humor, la risa y la sintaxis. En este hemisferio se encuentra la sede de la información visual. Se ocupa de las relaciones espaciales. Una persona cuyo cerebro haya sido lesionado en el hemisferio derecho suele perder el sentido de la orientación, es incapaz de encontrar el camino de su propia casa. Este hemisferio es responsable de procesar la información visual de una situación de una manera global, holística. Controla los procesos de pensamiento abstracto y nuestras reacciones emocionales.

Los dos hemisferios poseen funciones diferentes en el cuerpo humano. El hemisferio izquierdo está vinculado a un aspecto del sistema nervioso Neurovegetativo, el parasimpático que regula de una manera autónoma las funciones respiratorias, digestiva y cardiaca, endocrinas, metabólicas, etc. Por su parte el hemisferio derecho, se vincula al sistema simpático

aparatos y sistemas- randallita

Para conseguir una armonía psicobiológica plena, se requiere un equilibrio y sincronización entre los dos hemisferios y una energía vital alta. Esta meta la podemos alcanzar, practicando alguna actividad creativa: escuchar algún tipo de música como la barroca (que sincroniza los hemisferios cerebrales), leer poesía, pintar, bailar, observar la naturaleza, etc.

Cuando ambos hemisferios están sincronizados, se produce una corriente de energía que impregna todas nuestras actividades de la vida cotidiana y en nuestro pensamiento no se produce un predominio total de la lógica sobre la intuición y la percepción global de las cosas.

Toda nuestra biografía en el momento presente y nuestra actitud mental de ahora, constituye el resultado de todos los procesos emocionales inconscientes del pasado. Para liberarnos del sufrimiento, y para llegar a conseguir propósitos y metas deseados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s