Aplicación.

En los últimos años, la terapia con aceites esenciales ha experimentado un crecimiento en su aceptación por el público en general, y por los profesionales de la salud en particular. Con respecto al método de aplicación, han prevalecido la escuela inglesa, que apuesta por la aplicación externa principalmente, acompañada de masajes, y la escuela francesa, que además de la aplicación externa, introduce la administración interna, incluyendo la vía oral.Ambas escuelas usan también la olfacción y la difusión ambiental para su aplicación por vías respiratorias, sin embargo, la escuela alemana, emplea este método exclusivamente. Algunas variaciones sobre el tema, incluyen combinaciones de aplicación en puntos de acupuntura, en puntos de reflexología, combinaciones con hidroterapia, de masajes especiales usando ciertos aceites esenciales fuertes sin diluir, combinaciones con psicoterapia, meditación y rituales.

¿Puede resultar peligroso el abuso de estas sustancias? ¿Podemos llegar a intoxicarnos con ellas?

Ambas son preguntas muy sensatas, puesto que las esencias están muy concentradas y poseen propiedades muy poderosas.

Si deseamos integrar los aceites esenciales a nuestro estilo de vida, una buena manera de iniciarnos son los baños o los masajes sencillos (simplemente dándonos unas friegas o extendiendo los aceites sobre la piel). Si lo que buscamos es tratar alguna dolencia específica, la combinación de otros métodos de aplicación en nuestra rutina diaria, nos resultará de gran ayuda. Por ejemplo, cuando estamos resfriados, podemos hacer inhalaciones dos o tres veces al día para descongestionar la nariz y aliviar el dolor de cabeza, o bien utilizar con la misma frecuencia un vaporizador, que eliminará los gérmenes presentes en el aire. Un baño con aceites antimicrobianos (como el árbol del té o la manuka), ayudan a combatir los virus. En casos como el constipado o la gripe, la utilización de varios métodos a la vez resulta especialmente beneficiosa, ya que permite a los aceites actuar sobre nuestro organismo por diferentes vías y, por tanto, aliviar los diferentes síntomas potenciando el sistema inmunológico de diversas maneras.

Métodos de administración de los aceites esenciales para el tratamiento aromaterapéutico: 

   Vía oral

   Catarros y resfriados
Flatulencias
Indigestiones
Estreñimiento
Diarreas
Dolores de cabeza y menstruaciones dolorosas
Cistitis
Piedras en riñón o vías urinarias
Cualquier tipo de infección
(previo aromatograma)

   Por inhalación

   Tensión
Disfunción del sistema respiratorio
Senos paranasales congestionados
Dolor de cabeza
Dolor de garganta
Catarro, etc.

   Maniluvios y pediluvios

   Reúma muscular
Artrosis
Dermatitis
Piel seca, etc.

   Baños corporales

   Insomnio
Tensión nerviosa
Disfunciones musculares
Problemas circulatorios
Problemas menstruales
Catarro y resfriados
Dolor de cabeza
Retención de líquidos, etc.

   Compresas

   Problemas cutáneos
Neuralgias
Contusiones
Heridas abiertas
Menstruaciones dolorosas
Esguinces
Dolencias musculares

   Masajes

   Jaquecas y dolores de cabeza
Cambios degenerativos de las cervicales
Dolores del hombro y espalda en general
Ciática
Masaje energético para restaurar las energías
Relajantes
Vigorizantes, afrodisíacos…

Métodos de Aplicación de Los Aceites Esenciales en Psicoaromaterapia:

Vía Olfativa

Receptores en la nariz comunican en fracciones de segundo la información de las pocas moléculas necesarias para detectar el olor. Aún a nivel inconsciente, el cerebro límbico, encargado de recibir la información, responde generando neurotransmisores u hormonas que provocan efectos medibles, generalmente benéficos en el caso de los aceites esenciales. Después de hacerse consciente, el olor pierde su capacidad de excitación conforme pasan los minutos. Una de las formas más sencillas de inhalar un aceite esencial consiste en poner unas 10 gotas en una toallita de papel o pañuelo y acercarlo constantemente a la nariz. También se puede inhalar directamente de la botella. Es muy útil la inhalación de aceite esencial de pino o eucalipto para la congestión nasal y de lavanda para conciliar el sueño nocturno.

Por inhalación de Vapor

Las moléculas volátiles presentes en el aire que se respira, son transmitidas directamente a la sangre a través de los alveolos pulmonares en cuestión de segundos, y por la sangre llegan a todos los rincones del cuerpo en pocos minutos. El proceso es de dos vías: un aceite esencial aplicado vía dermal, es exhalado por los pulmones a los 15 o 20 minutos posteriores a su aplicación….  Leer más

Vaporizadores

¿Por qué difundir aceites esenciales en nuestro hogar, o incluso en nuestro lugar de trabajo? La respiración es el primer principio del organismo y justifica que cuidemos la calidad del aire que respiramos. ¿Qué mejor atmósfera que aquélla cargada con las fragancias naturales de las plantas? Los aceites esenciales son sustancias volátiles que se dispersan naturalmente por el aire. Crean una atmósfera de aromas agradables y eliminan los malos olores…  Leer más

Maniluvios y Pediluvios

Resulta particularmente agradable hacerlo por la noche, cuando estamos sentados y nos sentimos más relajados tras una larga jornada. Para ello sólo necesitaremos un recipiente con agua caliente y 6-8 gotas del aceite esencial elegido. Mantendremos una olla con agua hirviendo al lado, para ir vertiéndola a medida que se vaya enfriando la del recipiente. Pondremos las manos o los pies en remojo entre 10 y 15 minutos, moviéndolos de vez en cuando…  Leer más

Baños

Cuando necesitamos desconectar del estrés diario y tomarnos un pequeño respiro, sumergirnos en un baño de Aromaterapia (bañera, sauna, jacuzzi, baño turco) echando aceites esenciales en el agua, produce un efecto maravilloso. Los baños son una forma de tratamiento holístico, ya que por un lado el agua caliente nos relaja y, por otro, las fragancias de los aceites que hemos añadido, nos aportan todos sus beneficios…  Leer más

Compresas (frías o calientes)

El uso de paños húmedos, fríos o calientes, es una buena manera de tratar lesiones menores, como esguinces o torceduras, cortes o rasguños, problemas cutáneos, dolores musculares, así como del pecho. Necesitaremos un pedazo de tela, a ser posible un pañuelo de muselina o un trapo de cocina limpio, así como un recipiente con agua fría o caliente, dependiendo de la dolencia…  Leer más

Masajes

Tanto si nos aplicamos un masaje a nosotros mismos como si lo aplicamos a otra persona, la fase de preparación es fundamental. Antes de empezar, debemos asegurarnos de disponer de un lugar adecuado y todo el material necesario a nuestro alcance, incluida la mezcla de Aromaterapia que vayamos a utilizar (ya preparada)…  Leer más